¿Cuándo se volverán a celebrar bodas?

Es la duda de cientos y cientos de parejas que tenían programada su boda esta primavera y ya han vivido el primer aplazamiento ante la pandemia de Covid-19. Pero, ¿para cuándo fijo entonces el día del enlace? Según la actual disposición del Gobierno de las  cuatro fases de desescalada ¿Cuándo pueden celebrarse bodas con garantías?

Desescalada progresiva

El Gobierno español mantiene el estado de alarma aunque ha iniciado un plan de desescalada del Covid 19 para que poco a poco y con responsabilidad podamos recuperar cierta normalidad en nuestras vidas. Establece que los cultos religiosos como misas, pero no se estipula aun nada de bodas, bautizos puedan celebrase desde la primera fase de desescalada, el día 11 de mayo. No obstante, en los centros de culto religioso habrá un límite de aforo del 33%.  Y siempre con las medidas de seguridad prevista como la distancia de 1 metro, evitar los saludos y los elementos de protección.

En la segunda fase – 26 de mayo- de desescalada estará permitido un pequeño aumento del aforo si todo marcha bien y no hay que revertir la situación a criterio del Gobierno español. Entonces es cuando el plan de desescalada del Covid 19 contempla las bodas y otras celebraciones sociales. Se podrá aumentar a un 50% el aforo, que sigue siendo muy limitado. En lo que se refiere al rito religioso en sí hay algunas recomendaciones como la entrega de los anillos o arras que “deberán ser manipulados exclusivamente por los contrayentes” con las debidas distancias y “la debida prudencia en la firma de los contrayentes y los testigos”.

¿Sigue siendo una boda a medias? Pues sí y más si tenemos en cuenta otro de los factores de la desescalada que es el banquete.

 

¿Qué pasa con el banquete de boda?

Este es un punto delicado y que nos hará decidirnos. Puedo celebrar la boda en la Iglesia con la mitad del aforo desde la segunda fase  pero sin embargo los banquetes no estarán en condiciones de celebrarse ya que el máximo permitido es un tercio del aforo. Y en la tercera fase ya se establece un aforo más amplio, del 50% pero se mantienen las medidas de seguridad como la distancia entre mesas. Un quebradero de cabeza por lo tanto tener una reunión social de este tipo con ciertas garantías.

Es por esta razón que muchas bodas se están programando para final del año o incluso para 2021 porque la situación aún genera múltiples dudas y se trata de un día tan especial para los novios que es difícil concebir una nueva normalidad en la celebración de una boda. Aún no se pude afirmar cuando habrá bodas con garantías y en las condiciones que teníamos programadas antes de esta crisis.

¡El amor por las bodas volverá pero con responsabilidad así que ánimo!