La mariposa vintage

Un encargo online para una clienta con ganas de iniciarse en el mundo del tocado, eso sí, a petición algo discreto, del tipo al casquete Capullitos Elegance. Todo un reto. Poco a poco fuimos adaptando el diseño y nos enamoró la mariposa vintage que da el remate al tocado. Finalmente hemos conseguido un estilo romántico, efímero de plumas coral y champán con su mariposa que ha enamorado a Cristina, nuestra clienta, y a mi misma. Os cuento la historia.

 

Cristina y su vestido color coral con fajín

Da gusto recibir la llamada de clientas que están decididas a ir elegantes a una boda, arriesgar un poquito de su zona de confort  y ya tienen decidido su vestido, con lo cual sólo falta trabajar ese complemento ideal para dar el toque final a su look de invitada perfecta. En este caso, Cristina me envió la imagen de su vestido que lleva un cinturón con flor y plumas y su petición de un pompom plumas gallo cuqui cute tocadostocado no muy grande- nunca había usado uno– más bien tipo casquete que le realzara el look para una boda de Abril en Madrid.

Fue relativamente sencillo llegar a la conclusión que mejor dejar las flores porque recargaría mucho puesto que lleva un cinturón con una enorme flor. Fijándonos en eso, ese fajín va con unas pequeñas plumas de pavo, así que la idea se centró en hacerle un pompón de plumas bicolor como ya había visto en alguno de los modelos del catálogo Cuqui Cute otoño-invierno.
Es bonito y laborioso trabajar las plumas, pero muy agradecido porque enseguida da esa espectacularidad al look. Creo que es de los toques más glamurosos del look y favorece mucho a las invitadas que quieren verse esbeltas, ligeras, suaves. El único inconveniente es que hay que encontrar una forma de rematar bien el tronco del pompón para que no se aprecie ese acabado por detrás del tocado.

Encontrar el toque vintage de la mariposa

Pensando la idea de como darle el toque final a nuestro casquete de buntal dorado con su pompón de plumas, y revisando entre el catálogo de proveedores me vino la iluminación. He vivido en México y allí la variedad inmensa de mariposas en el día a día me rememoraba ese romanticismo, ese toque natural. Así que le pregunté a Cristina…  ¿te gustan las mariposas? Al ser afirmativa la respuesta, ya lo teníamos. Este precioso aplique de mariposa con cristales y luces en dorado le dio el aire definitivo puesto que parece que sale volando de alguno de esos frondosos jardines mexicanos, en este caso el pompón de plumas de Cristina.

El resultado y la valoración final. ¿Enamorada?


Siempre siento yo las mariposas por esa intriga al recibir el tocado, como  una primera cita a ciegas, cuando una de mis clientas online reciban su paquete postal y al abrir encuentren su tocado. ¿Qué pensarán? ¿Cómo les quedará después de tantas horas de trabajo en el taller? ¿Se enamorarán? Y ese es el objetivo siempre, que aparte de ser cómodo, acorde a lo que pidieron acaben teniendo ese flechazo con su tocado. Cristina lo tuvo y a mi la alegría me desborda en momentos así, el haber logrado materializar una idea, un sueño y un estilo de invitada. Feliz de que finalmente en el día de la boda luzcan así de guapas y felices, porque van seguras de sí mismas y sabiéndose unas invitadas bellísimas como Cristina. Gracias de nuevo por confiar en Cuqui Cute Tocados.