Cuqui Cute se queda en casa ante la Pandemia

La pandemia por Covid-19 nos llevó a un estado de alarma en España el pasado 14 de marzo. Una situación inédita a nivel mundial que ha afectado a la economía de muchos (todos) pero sobre todo a sectores como las bodas, la hostelería o la moda del que viven muchos autónomos y pequeñas empresas.

¿Cómo nos ha afectado a Cuqui Cute Tocados?

En Cuqui Cute estábamos en pleno Showroom de primavera en el Colegio de Arquitectos, sin sospechar lo que se nos venía encima unas horas después ante la enorme amenaza de una pandemia que ha sumido a España en una «hibernación» como la definió el gobierno a la situación tras declarar el estado de alarma el 14 de marzo. Todos un poco asustados al principio hicimos «acopio» en supermercados y nos dispusimos a encerrarnos en casa sin saber qué ocurriría.

Del mismo modo, yo recogí todo el material de mi taller que pensaba que podría necesitar para seguir haciendo frente a mis próximos encargos y a crear nuevas ideas para la colección Cuqui Cute. Con mis dos cajas de diverso material me encerré en casa y dispuse mi espacio alejada de la rutina cotidiana (que por suerte es amplio).

¿Quién se iba a esperar que esto afectaría tanto y durante tanto tiempo? Nadie, al menos yo no… Unos días más animada hacía frente a vuestras coronas y tiaras de novia con ilusión y esperanza. Pero claro, sin duda, había que aplazar o suspender bodas y algún que otro encargo se cayó… Un palo para mi y para muchas más compañeras del sector que en plena temporada alta de Bodas Bautizos y Comuniones han visto el estrepitoso varapalo para nuestros negocios que es perder así la primavera. Han hecho cálculos de las pérdidas del sector, sin duda, pero esta «hibernación» tendrá que traer una nueva primavera aunque  los bolsillos han quedado resentidos. Espero equivocarme y volvamos al volumen esperado.

También cerraron el edificio de oficinas donde tenemos el Taller y Showroom Cuqui Cute. Días de mucho desánimo… de mejor-no-pienso-demasiado. Pero sin duda había que levantarse cada día, sentarse en la mesa de trabajo, abrir nuestras vías de comunicación con vosotras e inventar e inventar…

Volviendo a soñar con bodas

La esperanza de que esto es pasajero, porque el amor (con mayúsculas) no pasa de temporada ni de moda y esas parejas que con ilusión estaban listas para dar el sí en su gran día lo harán, en otra fecha. Me pongo en su lugar, una alegría suspendida, pospuesta, ganas acumuladas de celebrar junto a seres queridos, amigos… Así que la expectativa del sector en general es tener la temporada alta en otoño-invierno, incluso una próxima primavera aún más cargada de Bodas puesto que son las fechas en las que han ido reubicando las previstas en estos meses de confinamiento. 

Estas semanas de encierro he cumplido con los encargos previstos aún cuando se han pospuesto las bodas que tenía contratadas para mayo-junio. A muchas de mis novias les he enviado por paquetería su tocado de ensueño y aunque no he podido disfrutar de sus rostros de felicidad al abrir su caja, he sentido el calor y la cercanía de su satisfacción e ilusión de igual manera. Además, estos días he tenido asesoramientos y seguimientos telemáticos para ir preparando el diseño de otras novias de otoño que buscan su complemento Cuqui Cute. ¡Esto no para nunca! ¡Hay que seguir!

¿Cómo será la esperada desescalada?

De momento hasta estar seguros de no poner en riesgo a nadie, Cuqui Cute continua trabajando desde casa (y cuidando del pequeño que no tiene escuela). Sin parar, sigo ideando tocados tanto de invitada como de novia para daros nuevas propuestas tan bonitas y cuquis como siempre. Además, en redes sociales como Instagram os he ido subiendo vídeos, stories y post de cómo desarrollo mi trabajo en casa, de qué es lo que se cuece, incluso de esas «ideas locas» de manualidades que he realizado con mi familia. Siempre tratando de poner ilusión, sonrisa, ganas y hacer que os sintáis más acompañadas. Os espero atentas en @cuquicute.