A menudo escuchamos eso de… el protocolo de una boda indica que las invitadas no pueden ir de blanco, o el protocolo dice que la madrina debe lucir el tocado más grande de la boda… Muchas veces esas normas no son del todo ciertas y se atribuyen al dichoso protocolo. O como en todo, las reglas están para saltárselas y todo dependerá del buen gusto con el que se prepara el look de invitada. 

CuquiPomponTocado

¿Qué es el protocolo?

En realidad el protocolo son las reglas formales que rigen los actos y ceremonias oficiales y diplomáticas. Lo hemos oido mil veces cada vez que tiene una aparición pública la reina doña Letizia o la duquesa británica Kate Middleton. Este reglamento tiene sentido estricto en estos asuntos de estado donde hay gran cantidad de autoridades e invitados y  pueden crearse a menudo conflictos por el trato y la forma de comportarse de unos y otros. Por ello, se estableció un protocolo porque en realidad para nuestras bodas o ceremonias familiares y de amigos -que no son de la realeza- podemos ser un poco más flexibles a la hora de cumplirlas.

¿Qué dice el protocolo sobre tocados en bodas?

Como decimos, las normas protocolarias más conocidas nos dicen que el largo del vestido de las invitadas y los colores que utilizaremos dependerán si acudimos a un evento de día o de noche. Del mismo modo, concreta que los grandes tocados y pamelas nos adornarán como complemento en  invitadas en las bodas de mediodía. Sin embargo, se dan casos en los que no sabemos muy bien qué hacer. ¿Qué me pongo si la ceremonia es a las 17 de la tarde? Ese lapso de tiempo que no es ni boda de noche ni de mediodía. Ante todo, una vez más, es sentirnos cómodas con la etiqueta (dress code) y buscar la mejor forma de ir elegantes y adecuadas a nuestro evento. Sentirnos nosotras mismas y realzar sencillamente nuestra belleza natural.

La regla básica es que hay que reducir el tamaño del sombrero o tocado conforme pasen las horas del día. Por ello, las pamelas y canotier son perfectos para los eventos del medio día, pero por la tarde nos pondríamos algún casquete o plato mediano o pequeño que no oculte en exceso nuestro rostro, ni nos reste visibilidad (ya se está ocultando el sol y ese era el objetivo de estos complementos en señoras). Para la noche podemos adornar nuestro cabello con peinetas, medias coronas de flores, diademas o unas horquillas decoradas que despejen por completo nuestro rostro y gane protagonismo nuestro vestido de invitada.

 

No hay que agobiarse ni tener dudas. El sentido común rige siempre cualquier look de invitada y debemos acudir como nuestro instinto femenino nos indique, siempre conociendo ese marco protocolario que establece el contexto en el que todas las invitadas se mueven. ¿Qué vestido te vas a poner para esa boda? ¿Cómo podemos realzarlo y embellecer? Cuqui Cute te diseña y fabrica artesanalmente tu tocado o complemento para que no tengas dudas de si serás la perfecta invitada de boda.

 

¡Escríbenos y te asesoramos!