Con plumas y a lo loco

Es una de las tendencias del verano. Las plumas de colores nos dan ese toque exótico y tropical en nuestro tocado, ya sea en la diadema o en la pamela o tocado que hayamos elegido para completar nuestro look de invitada perfecta. ¡Vámonos con plumas y a lo loco!

tocado plumasMil Colores

El color es sin duda lo que le da el acento de notoriedad a nuestro look en cualquier boda, así que la adecuada combinación de colores en un tocado de plumas hace que nos veamos espectaculares. Sabemos que en la gama de color hay infinitas tonalidades pero los colores complementarios de esa paleta serán la armonía correcta. En verano, cómo no los tonos intensos y luminosos: rojos, naranjas, buganvilla, morados, amarillos y azules-verdosos. Los más oscuros y apagados los reservamos para las bodas de otoño-invierno. Pero no sólo las invitadas que asisten a un boda buscan la fórmula de color en su tocado de plumas, también las novias arriesgadas, que quieren algo diferente, acuden a este elemento para darle glamour y color a su cabeza, aunque en estos casos también se suele recurrir mucho a las plumas blancas o algo más sofisticado como el pavo real albino para no romper con la tradición de ir de blanco.

Variedades y tipos

Como ya hemos adelantado, según el toque que queramos dar a nuestro look, el tipo de invitada o novia que queramos ser, usaremos también un tipo de plumas. Usarlas en variedades distintas en el mismo tocado lo enriquece y lo hace más rico, pero en algunos casos usar solo un tipo es suficiente y jugaremos con la gama cromática nada mas.

  • Las más usuales son las desenfadadas bies de oca que son fácilmente moldeables en formas diferentes y modernas.
  • El cuello de gallo nos da ese plumaje más pomposo que rellena bien el tocado o diadema. Con un uso correcto de volumen y color es el resultado perfectamente exótico que buscamos, si lo completamos con algunas de antena de gallo en color complementario, será ideal.
  • Las moteadas de las plumas guinea también aportan ese toque distinto, que resalta en el tocado, pero su uso excesivo es mas cargante a la vista y conviene no abusar. Por ello estas se usan más en armonía con otros tipos.
  • La antena de oca en múltiples colores es algo más grande que el gallo y tiene esa forma de gota tan estilizada. Sin duda, es otra de las más habituales en las diademas de plumas u otros complementos porque también da sensación de movimiento.
  • Marabú es uno de las plumas clásicas en el uso de tocados y sombreros o cualquier otro complemento. Se usa habitualmente en complementos como hombreras, fajines, clunch… Su liviandad aporta movimiento al tocado o complemento y también la encontramos en múltiples colores. Es el símbolo del glamour y este invierno se llevo muchísimo, podemos aprovechar el verano para continuarla pero en colores más alegres y estivales.
  • Como en el caso del marabu que es demasiado fina, la plumas de avestruz se usa también para aportar movimiento y tienen algo más de cuerpo. Se emplea muy característicamente también en los tocados de pluma pero complementada con otras variedades.

 

Así que opciones hay infinitas si de diseñar un tocado de plumas se trata, o cualquier otro complemento tanto para invitada como para novia. Infinitos colores y combinaciones. Las plumas aportan según la época del año un toque distinto de color o textura, estiliza y aporta glamour a cualquier look.  Pero para este verano la apuesta por plumas y colores intensos nos transporta a lugares exóticos del Caribe, a esas aves multicolores, todo un aire fresco para cualquier invitada de boda perfecta en las cálidas noches de verano.